5 consejos para encontrar trabajo

Encontrar trabajo es una de las grandes preocupaciones de la sociedad actual. No es sencillo llegar a la oferta de empleo que se adecua a tu perfil y, por si fuera poco, la competencia es feroz. Aquí encontrarás consejos para todos los pasos del proceso: desde que empiezas a buscar una oferta que encaje contigo hasta que afrontas la entrevista.

Márcate un objetivo

Centrarse es clave para comenzar tu búsqueda de empleo. Decide exactamente qué tipo de trabajo quieres encontrar: jornada completa o media jornada, en tu ciudad o con amplia disponibilidad geográfica, relacionado o no con tu formación…

Piensa qué tareas quieres realizar en tu día a día, sobre qué quieres mejorar y aprender o qué es lo que se te da bien hacer y, en función de las respuestas a estas preguntas, decide hacia dónde quieres dirigirte.

Utiliza herramientas

Hoy en día disponemos de muchas herramientas para acometer una búsqueda de empleo. Empieza por utilizar las redes sociales. LinkedIn es el lugar idóneo para crear tu marca personal. Empieza por destacar tus habilidades, conseguir tus primeros contactos y explicar tu formación y experiencia. Solo tienes que intentar mostrarte activo y no olvides colocar una foto de perfil profesional. En definitiva, todo lo necesario para tener un perfil de LinkedIn perfecto.

Además, hay ciertos sectores en los que tener un perfil profesional y trabajado de otras redes sociales como Twitter e Instagram puede sumarte muchos puntos a la hora de conseguir una posible contratación.

Por otra parte, los motores de búsqueda de empleo son la gran herramienta actual para encontrar el trabajo que mejor encaje contigo. Crea un perfil en aquellos donde se encuentren las ofertas que cuadren con tu perfil profesional y empieza a aplicar a las que más te gusten.

Networking

Hacer networking no es enviar invitaciones por LinkedIn. Ese puede ser un buen comienzo, pero hay que trabajar mucho más para conseguir una buena lista de contactos. No subestimes el poder del networking, incluso las empresas están trabajándolo ya.

Lo primordial es moverse, intercambiar conocimientos o hacer colaboraciones. Incluso realizar un voluntariado puede ser una buena idea para conocer gente nueva y salir de tu zona de confort. Está claro que desde el sofá de tu casa no vas a conocer a nadie que te abra las puertas del trabajo de tu vida.

Currículum y entrevistas

No puedes descuidar esta parte. Tener un buen currículum es imprescindible, puesto que se trata de tu carta de presentación ante la empresa. Debes destacar, si no puedes hacerlo con tu formación o experiencia, hazlo con el diseño. Consigue un documento atractivo, que salte a la vista, creándolo tú o pidiéndoselo a alguien que tengo los conocimientos suficientes para hacerlo. La cantidad de primeros filtros que pasarás en un proceso de selección será muy elevada.

Por otra parte, prepara bien la entrevista. Es el paso final y puede que notes los nervios. Sin embargo, irás con mucha más tranquilidad a tu cita si la has preparado adecuadamente. Es tu oportunidad para convencer al entrevistador, así que olvídate de improvisar y vete con la lección aprendida.

Confianza

Controlar el factor mental es lo que te hará seguir adelante y no decaer sean cuales sean las complicaciones a la hora de encontrar trabajo. La constancia y la confianza en uno mismo te ayudarán a lograr tu objetivo y, además, son cualidades muy atractivas que el entrevistador percibirá en cuanto entres en la sala. Trabaja en controlar tus emociones y aumentar tu autoestima y en seguida notarás los resultados.

En Centro de Estudios Mikeldi queremos ser tu trampolín al mercado laboral y ayudar a formarte como profesional con nuestros ciclos formativos. ¡Te esperamos!

Leave a comment