5 consejos para hacer un buen currículum

Resulta evidente que introducirse en el mercado laboral no ha sido tarea fácil en los últimos años. La tasa de desempleo es alta, el índice de contratación bajo y la competencia feroz. No es nada raro encontrarse una oferta con más de 200 solicitantes para un par de vacantes.

Por lo tanto, es imprescindible destacar entre tantos candidatos para superar las distintas rondas de los procesos de selección y hacerse con el puesto de trabajo. Se pueden entrenar las respuestas o el lenguaje no verbal para las entrevistas, hay multitud de técnicas para evitar los nervios habituales, pero lo primero es conseguir un currículum que destaque sobre el resto para sobrevivir a la primera criba.

 

Un diseño atractivo

Imagina que la persona encargada de este proceso de selección está revisando más de 100 currículums. ¿Quieres mostrarle algo que le impacte a primera vista o prefieres enseñarle un documento exactamente igual al anterior y al siguiente que va a ver? La respuesta es obvia.

El objetivo es lograr captar su atención y el primer paso para conseguirlo es ofrecer un diseño diferenciador. Para ello, podemos utilizar colores acordes al sector al que estés aplicando, iconografía que ayude a destacar lo más relevante de tu formación o experiencia laboral.

hacer un buen currículum

Menos es más

Evita los textos largos y dale una jerarquía a la información que quieres ofrecer. A nadie tener que leerse 5 páginas cuando puede encontrar la información más importante en una. Tampoco suele ser agradable leer tres párrafos seguidos sobre lo que aprendiste en aquel curso hace un par de años. El personal de recursos humanos está formado por personas como tú. Si a ti no te gusta leer de más, ¿por qué iba a gustarle a ellos?

Consigue un currículum de una sola página. En caso de que necesites más espacio, utiliza la cara posterior de la hoja, pero no obligues al encargado del proceso de selección a utilizar una grapadora o un clip para poder guardar tu currículum.

 

Personaliza en función de tu sector

No es lo mismo optar a una plaza en un despacho de abogados o una agencia de marketing digital o en una academia de bellas artes. La primera opción requerirá un documento sobrio y formal, algo que no está reñido con un diseño atractivo. En cambio, la agencia o la academia nos dan la posibilidad de jugar con colores más vistosos y tipografías o iconos más atrevidos. Tener un modelo de currículum ajustado a tu área profesional te dará una ventaja sobre tus competidores.

 

No mientas

Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Puede que mentir te sirva en un primer momento para pasar el primer filtro, pero si acabas consiguiendo una entrevista es muy posible que te lleves un mal rato intentando salir del apuro en el que te has metido.

Por ejemplo, decir que tu nivel de inglés es avanzado puede suponer que te hagan preguntas en ese idioma durante la entrevista. El resultado: quedar en evidencia y ser descartado. Lo mismo sucede con el manejo de ciertas herramientas o programas informáticos. En cuanto te hagan varias preguntas técnicas sobre ello, la verdad saldrá a la luz.

 

Continúa formándote

Tu formación no tiene por qué acabar al entrar en el mercado laboral. El hecho de poder demostrar que has seguido asistiendo a cursos, congresos o seminarios relacionados con tu sector profesional hablará muy bien de ti en tu currículum. Estarás más capacitado para afrontar las tareas que tengas que desempeñar en tu nueva empresa y, además, los entrevistadores valorarán tu interés por seguir mejorando como profesional.

 

En Centro de Estudios Mikeldi podemos ayudarte a construir tu currículum a través de nuestra amplia oferta formativa. ¡Empieza a dar tu primer paso hacia el mercado laboral!

Leave a comment